Machismo, violencia e igualdad

El sexo siempre ha sido algo muy importante de mi vida «adulta». Está pegada a la parte sentimental más profunda y para mi ha sido casi imposible tener sexo sin antes conocer a la persona o quererla (hay diferentes tipos de querer, no tiene que ser todo enamoramiento). Mi primer intento de «one night stand» con un desconocido terminó en una relación de un año, así que ustedes calculen… no soy el mejor ejemplo de pensamiento liberal.

Dejando de lado el tema sentimental, porque sé que tanto para hombres como mujeres varía mucho, lo que me parece increíble es la frialdad con la que la mayoría de hombres piensan en la violencia sexual. Violencia sexual contra las mujeres por supuesto, porque hay cosas que culturalmente parece que se han heredado y normalizado: por ejemplo, a muchos y muchas les sigue pareciendo súper normal que un hombre «no pueda controlarse», que estén no sé llenos de hormonas y ganosos, que si los provocan pues son unas bestias. Además esa es una buena excusa: desde poner los cachos hasta violar y matar (por algo se llaman crimes pasionales ¿no?), como si fueran unos animalitos que sólo actúan por instinto y ya. El cerebro, la educación, la ética, no eso no tiene nada qué ver, son puros instintos.

Decir que los hombres tienen más apetito sexual es mentira, ya está demostrado que nosotras somos igual de ganosas, otra cosa es que la sociedad nos haya enseñado a que hay que ser unas morrongas y aparentar que uno no quiere tirar, o somos unas putas.  Pues no, qué pena con ustedes pero las mujeres podemos andar igual o más ganosas, pero eso no excusa la forma en la que se trata a los demás. No andamos sin calzones mostrando todo por la calle, como si hacen muchos exhibicionistas para empezar.

Y sí, somos muy diferentes, de la misma especie pero bien diversos. Por eso las personas con más de dos dedos de frente pedimos EQUIDAD más que todo, no igualdad. Equidad: porque queremos que nos paguen lo mismo por trabajar, no porque seamos iguales, sino porque tenemos la misma capacidad de rendir en el trabajo. Equidad porque si ponen una restricción para circular motos con parrillero, pues la apliquen también a las mujeres o es que no hay ladronas y atracadoras? Igualdad cuando pensamos que si se nos daña el sistema endocrino por estar tomando pastillas anticonceptivas pues que exista también esa opción para los hombres, que producen 525.000 millones de espermatozoides, que tienen el chance de embarazar a una mujer cada día mientras que una mujer puede tener un embarazo efectivo por año. Que dejen de ponerle la responsabilidad a la mujer de no quedar embarazada cuando ni siquiera quieren usar condón y protegernos de un cáncer de cuello uterino, o muchas veces ni comparten el costo de las pastillas.

Equidad: porque queremos que ante la ley nos traten igual, como un ser humano. No que vengan a decirnos que porque estabamos vestidas así o asá nos manosearon, que porque estabamos caminando solas por la noche nos violaron. Poder embriagarse hasta perder el conocimiento sin que nos hagan de todo o nos maten. Porque en una fiesta de pueblo uno puede ver a un monton de borrachos tirados en el suelo contra un andén, una mujer llega a dar «esa papaya» y no está contando la historia.

Me da una rabia increíble ver y escuchar las respuestas de los hombres (y varias mujeres) frente a casos de abuso y violación. Están los que se quedan callados, dicen «yo mejor no opino». Los imbéciles que hacen chistes sobre violaciones, y sobre cómo se «van a dejar hacer de todo para luego salir a quejarse» o «si una novia me pone los cachos le mando a echar ácido» sin darse cuenta de la grandísima estupidéz que están diciendo. Están los que excusan a los demás y le echan la culpa a la víctima «quién la manda a estar sola a esas horas por ahí» y «¿por qué no hizo nada?». Los que ven un escándalo de alguien famoso que les gusta y lo defienden «de todas formas es muy buen comediante/actor/músico, no le va a pasar nada porque lo acusen», o «las mujeres siempre hacen escándalo y uno tiene que creerles o si no queda mal». Y los hijos de la gran puta violadores y abusivos, que están acostumbrados a tratar a las personas como ganado, como cosas de su propiedad, a que «se hace lo que yo diga, cuando diga y como quiera».

Y si, debe ser bien difícil que un hombre entienda el grado de sometimiento que puede sentir una mujer, empezando porque la anatomía es muy diferente, la relación con nuestros cuerpos es MUY diferente. Los hombres no están cada semana evaluando cómo se sienten, si las hormonas los están enloqueciendo, en qué parte del ciclo van, por que tienen más ganas de tragar chocolates o por qué están inflados, por qué están sensibles y ganosos. No. Es diferente, pero me parece completamente normal que ante una situación horrible y que atenta contra la integridad de alguien, un ser humano se intente poner en el lugar del otro, especialmente siendo tan diferentes.

Tengo rabia, y esto salió de dos situaciones puntuales que ocurrieron esta semana: una, la denuncia de una estudiante de Maestría de mi universidad, a la que le tocó aguantarse ver al abusivo para poder grabar un video y tener pruebas para denunciar, porque «sin pruebas pues cualquiera dice lo que quiere y uno no le puede creer». Y la ola de comentarios, desde los mismos periodistas que le critican por no tener una actitud más ofensiva, por «dejarse acercar», como si decir «no» no fuera suficiente sino que uno tuviera que armar la Tercera Guerra Mundial para hacerse entender de un hijueputa impedido mental que tiene las manos demasiado largas.

La segunda, y la más terrible, fue la sentencia que se le dió a «La Manada», un grupo de malnacidos (5 para ser exactos, que pueden ver aqui) que metieron en un rincón a una chica de 19 años y la penetraron por donde les cupo el pito, la desnudaron, la grabaron, le robaron el celular y luego la dejaron botada, hasta que una pareja la encontró y la llevaron al hospital. Pero resulta que los jueces (que además son hombres) decidieron que esto NO HABÍA SIDO VIOLACIÓN, sino un abuso, y les rebajó la pena y cargos. Todo esto bajo el argumento de que en los videos no se veía mucha resistencia de la víctima y que además todos estaban tomados.

Quisiera saber, si emborrachamos a los jueces con digamos, otros cinco amiguitos bien fornidos, más grandes y fuertes, y después los metemos a un closet a que se los follen contra su voluntad, si dirían de nuevo que eso no es violación sino abuso. Porque pues si lo que están esperando es que una mujer se haga matar para que de todas formas la violen, y ahí si decir que es violación, para mi es muy claro el mundo en el que vivo: en donde la vida e integridad de una mujer no vale ni mierda, y en cualquier país del mundo me pueden hacer lo que les dé la gana.

Me da tristeza, porque para nosotras es casi que normal tener que aguantar estupideces. Cuando apenas estaba empezando a salir un tipo no me quiso dejar salir de su casa por casi una hora, en la que yo estaba muerta de miedo por lo que me podía pasar. Habiamos estado tomando, nos fuimos con varios amigos a su casa, y era evidente que el man quería tener sexo pero yo no. Y qué hizo? Cerrarme la puerta de la casa con llave y yo sin ni puta idea de dónde salir o cómo reaccionar. Si me hubiera pasado algo habría sido indudablemente MI culpa, porque claro, yo estaba tomando, me habia ido a su casa, no había avisado en donde estaba, y aparte era un hombre borracho al que le habia dado un beso, o sea, para qué dar más papaya, ¿no? Me emputa, que por ejemplo un día camino a la universidad un tipo en un carro haya parado para pedirme indicaciones de una dirección, en medio de mi explicación se haya empezado a masturbar, y cuando llegué a contarle a mis compañeros, ellos sólo se rieron diciendo «hay gente muy paila», pensando que era muy normal que uno se encuentre gente así por ahí.

Me da rabia, que viajando o saliendo tarde a coger un bus siempre me digan «¿y no le da miedo andar sola?», «tenga cuidado, no dé tanta papaya». En un mundo  decente yo no tendría por qué preocuparme y voltear doscientas mil veces la cabeza cuando voy de camino a la casa, al bus, o al cuarto de hotel, como si una sombra me pudiera saltar encima en cualquier momento. Me retuerce las tripas cada vez que aparece una historia de violación, sea de niños, adultos, jóvenes, viejos, de lo que sea. Porque no me logro imaginar el terror, el asco, el miedo, la depresión que puede ser tener que seguir adelante habiendo vivido eso.

Y a lo que viene todo el tema es que si, a los hombres les pasa, pero la gran mayoria estadística siguen siendo mujeres. Y en el momento de juzgar los delitos, siguen siendo ridículas las penas que se ponen, no se educa a los hombres a respetar sino a las mujeres a que las pueden violar, no se castiga con severidad, no se genera empatía, se sigue poniendo en duda a la víctima, y encima sale gente a burlarse y hacer chistes.

Después de un atraco uno a veces no quiere salir a la calle, evita pasar por el lugar, mira hacia todos lados, no deja que extraños le hablen. Después de terminar una relación uno no quiere ni ver a la persona, se echa a llorar, no quiere comer, le duele el corazón y la cabeza. ¿Cómo será después de una violación? ¿Es que acaso tienen que violarnos a todos para que podamos ser compasivos y entender lo que pasa a otra persona cuando la abusan de esa manera? ¿Qué es necesario para que seamos más personas?

Terrible los hombres que no se ponen en la situación de qué pasaría si esto se lo huieran hecho a su hermana, su mamá, su prima, su tía, su pareja, su hija. Ni qué decir de las mujeres que no se ponen en la situación de la víctima: no son capaces de matar una cucaracha o una rata y ahora van a venir a decir que si hubieran sido ellas los agarran a golpes de karate. ¿Por qué que las situaciones de abuso, acoso y violación les resbalan? ¿Por qué no se indignan? ¿Por qué les parece normal?

Los invito a que evalúen la forma en que están reaccionando antes estos temas. Analicen cómo responden, qué dicen, las palabras que usan y cómo se sienten. ¿Se sienten indignados? ¿Les parece ridículo? ¿Les da igual? Ustedes no se imaginan la cantidad de pistas sobre sus taras mentales que encuentran con la forma de responder frente a este tipo de cosas.

Por favor, seamos más personas, desde el tipo de reacción que usted tiene y las palabras y chistes que usa, puede hacer este mundo un lugar menos peor.

Un comentario Agrega el tuyo

Comentarios, dudas, quejas, reclamos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s